fbpx

m

DISEÑA TU VIAJE

Síguenos
Image Alt

Siargao

La mejor isla del mundo

Siargao, el paraíso isleño por excelencia, una isla encantadora que es la razón por la cuales miles de viajeros se enamoren de Filipinas. Un pequeño pedacito de tierra que roba el corazón de aquellos que deciden incluirla en su viaje, por eso si estas planteando si incluirla o no, aquí te damos la información para que Siargao sea tu próximo destino.

La isla, en forma de lágrima, está rodeada por aguas turquesas, abundante vida marina, increíbles olas que surferar y un ambiente relajado que rejuvenece el espíritu de cualquiera que decida explorar este pequeño territorio a aguas del océano Pacífico. Aventura, mar, lagunas, arena blanca, increíbles lugareños, aldeas locales y palmeras, muchas palmeras. Si todo esto te suena a paraíso, anímate a descubrir Siargao.

Datos prácticos

Duración
5 días
Cómo llegar
En avión desde Cebu, Manila y Davao o en ferry desde Surigao
Actividades
Acuáticas, relax, recorridos en moto
Imprescindibles
Salir en barco para explorar los islotes que rodean Siargao, explorar el interior de la isla en moto y visitar los bosques de manglares y lagunas
Curiosidades
Por su condición de isla remota, Siargao tiene algunas carencias de servicios como una conexión telefónica y de internet muy limitada, falta de cajeros automáticos y una poca oferta de alojamientos que en algunos casos, sobrepasa la demanda de habitaciones.

Siargao es mucho más que surf

Recorrer la isla en moto o en triciclo

Sin duda, la mejor forma de descubrir Siargao es con el viento en la cara, para perderse en las entrañas de una isla llena de vida local y así descubrir la filipinas más única y vírgen.

Las carreteras que rodean la isla están en muy buen estado y hay poco tráfico, lo que hace de conducir por ellas un placer para todos los sentidos, ya que de forma tranquila y lenta se descubre una parte de filipinas que se echa de menos en otras islas más desarrolladas.

En un día intenso al volante se puede prácticamente dar la vuelta a la isla.

La ruta más aconsejable es salir por la mañana desde General Luna dirección Pilar para llegar primero a las piscinas naturales de Magpupungko donde hay que asegurarse que la marea este baja para poder bañarse en ellas. Una vez tomado un chapuzón la carretera sigue paralela al pacífico y llena de pueblecitos de pescadores, uno de ellos es Caridad, quizás el pueblo más bonito de Siargao el cual pocos conocen. La ruta sigue hasta Pacifico, la nueva destinación de surf de Siargao. La ruta hacia el norte tiene su recompensa al llegar a la playa de Alegria en Santa Monica, probablemente la mejor playa de Siargao. Tanto Pacífico como Alegria son lugares ideal para aquellos que buscan alejarse de la parte más turística de Siargao (General Luna) y descubrir la tranquilidad de un lugar auténtico, ambos disponen de alojamientos básicos si se quiere realizar la ruta en varios días.

Ya desde el extremo más norte de la isla hay que tomar el camino de vuelta a General Luna, por el lado oeste de la isla, el que tiene mejores atardeceres sobre sus mares de palmeras. Hay que seguir hasta la población de Carmen, donde empieza la zona de manglares y donde se ven muchas aldeas construidas encima del agua en un estilo de palafitos (casas con pilares) para protegerse de la subida del nivel de agua.

Recorrido por las islas de Daku, Naked y Guyam

Delante de la costa de General Luna se encuentran tres islas: la isla de Daku, Naked y Guyam, el lugar ideal para pasar un día lleno de aventuras y disfrutar de estos pequeños paraísos rodeados de océano

La primera parada del día acostumbra a ser la isla de Naked que como el nombre indica, es la isla ´desnuda´ por su peculiaridad de desierta. Esta bonita lengua de arena no tiene árboles ni ningún signo de vida pero si que unas bonitas y tranquilas aguas conjuntamente con un colorido arrecife con buen snorkel. A parte de nadar con los peces no hay mucho más que hacer pero es un lugar totalmente curioso y fotogénico ideal para verlo a vista de pájaro.

A unos 20 minutos de Naked hay la isla de Daku, a más destacada de las tres, sobretodo porque es la única de ellas habitada lo que hace que la parada sea más larga y se pueda aprovechar para comer algo. Una activa comunidad de locales habita esta isla y son también los encargados de preparar la comida para los turistas que llegan ella. Explorar el interior de la isla, descansar en una hamaca o bien bañarse en sus aguas.

La última parada del día acostumbra a ser la isla de Guyam, una pequeña isla paradisíaca de propiedad privada, llena de palmeras y arena blanca. El lugar ideal para hacerse una siesta antes de volver a General Luna. La isla no esta habitada pero es frecuentada por un constructor de tablas de surf que trabaja en su cabaña.

La laguna de Sugba y la isla de Kawhagan

Destinar un día a visitar la laguna de Sugba es un must durante la visita a Siargao. Aunque cada día tiene más turistas y se esta limitando el numero de visitantes al día, la laguna de Sugba es la laguna más bella de Filipinas.

Desde la población de Carmen salen los bangkas hacia la laguna de Sugba, en un recorrido de zig-zag entre manglares se llega a la entrada de esta hermosa maravilla natural, con sus aguas turquesas y paredes de piedra caliza transportan al viajero a la quietud de un lugar único, es por eso que es recomendable ir lo más temprano posible y evitar la multitud de turistas.

En la laguna hay varias actividades que hacer como bañarse, alquilar un kayac o un paddle surf o dar un salto desde su característico trampolín.

De vuelta de la laguna os encontraréis con uno de los mejores secretos de Siargao, la isla de Kawhagan que se abre paso en el mar en forma de lengua de arena blanca y cocoteros que marcan la línea de la costa. Es un muy buen spot para disfrutar del atardecer.

Descubre su ambiente festivo y la mejor gastronomía

General Luna tiene la mayoría de establecimientos comerciales de la isla: resorts, restaurantes, cafes, bares y tiendas de surf. La selección de lugares de comida es muy amplia, desde restaurantes locales como las carinderias a comida internacional que satisface tanto a los paladares locales como extranjeros.

En el puerto de General Luna, el pescado llega de forma continua y es una buena opción ir a comprar pescado fresco y llevarlo a los restaurantes de los alrededores para que lo cocinen, es increíblemente económico y delicioso.

Con la caída del sol, la vida nocturna de la isla se activa y es que hay que destacar que Siargao tiene un gran ambiente para salir y divertirse, apto para todos los públicos. Desde sus pequeños beach clubs a fiestas locales de los barangays en las cuales los lugareños se mezclan con los extranjeros que viven en la isla y con los turistas que descubren una nueva forma de vida.

Explora la isla de Corregidor

Corregidor es ir un poco más allá, una aventura de carácter local que acerca al viajero a la vida isleña de sus pequeñas comunidades.

El azul del mar y el verde de sus montañas repletas de palmeras hacen de Corregidor una postal para el viajero. Aunque no tan conocida como las islas de Naked, Guyam y Daku, la isla de Corregidor es una isla remota la cual solo los más privilegiados conocen.

A una hora en barco desde General Luna, Corregidor es un destino único en el que se puede hacer un buen snorkel, bañarse en aguas cristalinas, comer comida local y descubrir su vida local donde sus habitantes se ofrecen como guías para explorar sus colinas.

Surf en Siargao

Surf para surfers y no surfers

Siargao es la capital surfera por excelencia de Filipinas y el lugar ideal para los aficionados a este deporte o aquellos que quieran aprender ya que hay spots para todos los niveles.

Siargao es un paraíso surfero en el que se mezclan tablas, yoga, cultura, música y naturaleza. Allí, los surferos llegan atraídos sobre todo por la famosa ola Cloud 9 -especialmente entre julio y noviembre-, dando lugar a una tranquila convivencia entre extranjeros y locales en General Luna.

Siargao, fue descubierta en el siglo XVI por el navegante español Bernardo de la Torre, y en los años 80, por el gremio surfero. Estos pioneros descubrieron su potencial y su famosa ola ‘tubera’, que rompe en un arrecife de coral, y a la que bautizaron como Cloud 9. ¿La razón? Era la marca de una barra de chocolatinas, y el número ‘9’ invertido ofrece la forma de esta fabulosa ola.

Poco a poco, llegaron más viajeros, más tablas, y los locales empezaron a practicar este deporte sin descanso hasta que en 1992 saltó a la fama tras celebrarse aquí el primer Campeonato Internacional de Surf, donde riders internacionales y locales miden su nivel cada mes de septiembre.

Además del famoso spot que todo buen surfer quiere cabalgar, hay más de treinta puntos de surf por toda la isla -cerca de la orilla o cogiendo un barco y surfeando en mitad del mar- tanto para expertos como para principiantes. Cementery, Quiksilver, Rock Island o Tuason son algunos de ellos.

Lo mejor es dejarse aconsejar por sus gentes, que conocen al dedillo el lugar y el momento perfecto dependiendo de las condiciones y el nivel que tengas. Para los que quieren iniciarse en este deporte es un buen lugar, ya que ofrece buenos precios y muchos instructores locales que te enseñarán con empeño y alegría.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Powered by